Adolescentes

Consultas y tratamiento

Adultos
Adolescentes
Niños

Adolescencia/s
“Uno cierra tras de si la pequeña verja de la infancia y entra en un jardín encantado. Sus propias sombras resplandecen porque llevan dentro de sí la promesa. Cada vuelta del camino tiene su lado seductor, no porque se trate de un territorio inexplorado, porque es sabido que la humanidad entera ha desfilado por ese lugar. Es el encanto de la experiencia universal a partir de la cual se expresa una sensación infrecuente o personal, algo que emana de nuestro ser”.
-La línea de sombra- JOSEPH CONRARD

Adolescencia

La adolescencia es un momento de la vida, que tiene una importancia crucial. Es ese tiempo privilegiado donde se abren nuevos horizontes y posibilidades…momento de especial intensidad que marca el curso de los días y la vida. Es también un gran momento de transformación, acompañado de múltiples crisis y gran empuje creativo.
De alguna forma, como algunos autores lo han llamado, es un segundo nacimiento del infante humano, nacimiento como humano en lo social y nacimiento al sentimiento de la vida como ser sexuado en el paso de ser niño, a ser hombre o mujer.
Clasicamente la adolescencia es el proceso psicológico de desarrollo social iniciado por los cambios de la pubertad; y si bien la pubertad es universal biológicamente, la adolescencia es infinitamente variable. Es por ello, que si bien es un recorrido realizado por la humanidad, para cada situación subjetiva no hay precedente donde asirse (esto además, en un momento de la civilización tan dinámico, veloz y múltiple, como es el actual).
Hay chicos donde todo es nuevo y se mueven muy bien, otros pueden tener dificultades para oir su propia voz entre tantas voces tumultuosas de los otros. El tiempo-tempo, puede ser distinto a cada “crisálida” particular; puede no ser el momento, no estar preparado, precisar detenerse….tiempo para fabricar sus respuestas singulares, para encontrar claves que les permitan avanzar en lo que les distingue y por su deseo.
Esta transcendente y delicada transición está acompañada de grandes cambios y agitaciones, y en ocasiones no está exenta de extravíos (precisamente por la vulnerabilidad y/o sensibilidad tan acusada). Es nuestro trabajo, ayudar a los jóvenes en estos extravíos, ayudarles a reencontrar caminos, inventarlos o reinventarlos, escuchándoles allí donde la angustia y el malestar psicológico les aleja de su autencicidad.